Buscar
  • Josefina Van Thienen

¿Cómo saber si mi negocio va bien? ¡Ejercicios prácticos!

Descubre si tu negocio va bien o mal en 3 simples pasos. Haz este ejercicio todos los meses y comienza a manejar tu negocio como un profesional.


En nuestros artículos anteriores presentamos nuestra frase de cabecera: "Lo que no se mide, no mejora" , y cómo nos la tomamos realmente en serio, decidimos escribir un nuevo artículo para dejarte unos ejercicios prácticos que te pueden ayudar a entender cómo vas.

Si eres nuevo en el blog y quieres visitar el primer artículo sobre el tema, te lo dejamos en este link.


Empecemos con un indicador que consideramos parte de #losbasicos para monitorear tu negocio: la ganancia (o rentabilidad). ¿Qué es? Es lo que te indica cuánto dinero has generado al vender ese producto o servicio. Esta puede medirse de manera diaria, semanal, mensual o anual, dependiendo el ritmo de tu negocio. En este punto es donde es muy común confundirse.


Vamos paso a paso para saber cómo calcularla. ¡Manos a la obra!


Paso 1) Calcular los gastos totales, sumando sus dos tipos:

  • Gastos fijos: son aquellos gastos que no varían según la cantidad de ventas que realizaste durante un periodo de tiempo. Es decir, son esos gastos que tienes para tener a tu negocio operando. Algunos ejemplos: el costo de alquiler de tu comercio, el costo de mantener tu página web, tu propio sueldo o el de tus empleados.

  • Gastos variables: son aquellos gastos que sí cambian acorde a lo que vendiste. ¿Te imaginas cuáles son? Algunos ejemplos: el costo de la materia prima para producir tus artículos, el costo de los envoltorios en donde entregas cada venta, el costo de delivery si haces entregas a domicilio, entre otros.

Ejemplo: soy dueña de una casa de decoración para el hogar y este mes tuve $100 de gastos fijos y $ 50 de gastos variables. Si hago la sumatoria, entiendo que mis gastos totales son 100+50=$150.


Paso 2) Medir el total de las ventas siguiendo estos pasos:

  • Número total de ventas: registra cuantas ventas realizaste en el periodo.

  • Precio de cada venta: registra a qué precio final vendiste cada producto en el mismo periodo.

  • Total de ventas: ahora debes multiplicar el número total de ventas por el precio final de cada artículo. ¡Va un ejemplo para entenderlo mejor!

Este mes vendí 10 espejos y 30 floreros. El precio de los espejos es de 50 USD y el de los floreros es de 5 USD.

Producto

Número total de ventas

Precio de cada venta

Total

Espejos

10

50 USD

10*50= $500

Floreros

30

5 USD

30*5= $150

Total

10+30=40

-

500+150=$650

Aquí muchas veces es fácil confundirse total de ventas (el dinero recaudado por ventas) con total de facturación (el dinero que efectivamente ha ingresado). ¿Por qué? Porque en un mes quizás recibimos pagos correspondientes a meses anteriores de clientes que nos debían, o vendemos con planes de pago y descuentos, por lo tanto no recibimos todo el dinero que deberíamos. Lo que genera esto es que el total de facturación no coincida con el total de ventas. A esto se lo conoce como flujo de caja, ¡pero tranquilos!, no vamos a hablar de eso hoy para seguir concentrándonos en hacer el ejercicio de ganancia.


Paso 3) ¡Calcular la ganancia! ¿Cómo? Haciendo el siguiente cálculo: calcular la diferencia entre total de ventas y gastos totales.


Total de ventas: $650

Gastos totales: $150

Diferencia: 650-150=$500


¿Da positivo? UF, ¡qué bueno! Significa que has recibido ganancias durante el periodo consultado.

¿Da negativo? ¡Empieza a tomar cartas sobre el asunto! Revisa tus precios, revisa tus pagos atrasados, los descuentos que realizaste, o analiza qué gastos fijos y variables podrías reducir.


Importante:

  • Hay muchas otros indicadores claves para analizar tu negocio como costo de producción, margen por producto, presupuesto de gastos, proyección de ingresos, etc... pero como sabemos que tienes muchísimas otras cosas que hacer para seguir andando, ¡vamos de a poco!

¿No sabes por dónde empezar? Diseñamos una app para guiarte en cada parte del proceso. Descarga Mi Libreta y comienza a disfrutar de sus ventajas: reportes automáticos de utilidad, registro de deudores, registro de inventario, ¡y mucho más!







7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo